Mentiroso compulsivo

11 08 2006
Leo en el diario Levante del día 9 que el diputado de UPN y miembro de la Dirección del PP, Jaime Ignacio del Burgo, tras ser acusado por el resto de partidos del arco parlamentario de mantener la teoría de la conspiración afirmó:

«El PP no ha hablado jamás de conspiración, ni de que ETA estaba en el atentado del 11-M» .

Fue durante la reunión de la Diputación Permanente del Congreso de los Diputados, en la que los populares solicitaron la comparecencia urgente del ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, para que explique las investigaciones sobre los explosivos empleados en la masacre de 2004.

Me fastidia no tener tiempo para comentarlo como se merece, pero ya os dije anoche que esta mañana parto allende La Roda, y tengo la maleta por hacer. Así que me tocará bajar la ventanilla durante un rato mientras conduzco, a ver si consigo sacudirme la vergüenza que me voy a tener que llevar encima tras leer semejante desatino. Aún así añadiré dos cositas: una imagen, y una anécdota.

Sobre la anécdota, me cuenta Pirita que el otro día en el trabajo, al que tuvo que ir interrumpiendo sus vacaciones para hacer una gestioncilla, uno de los de arriba le preguntó si había ido a trabajar estando de vacaciones. Tras la respuesta afirmativa, el comentario no se hizo esperar: ‘No como Zapatero, que con la que hay liada en Galicia, se ha quedado con sus 18 cocineros’.

Y es que la estrategia de Goebbels sigue funcionando más de medio siglo después (y lo que te rondaré morena): una mentira repetida mil veces se convierte en una verdad (aunque luego se desmienta, añado yo).

Abusando de las citas, y utilizando una que acabo de encontrar en Google buscando sobre la mentira, dice José Luis Catalán Bitrián en ‘Mentira y Autoestima’ que “el hábito de mentir se puede transformar en un trastorno de la personalidad que podríamos llamar ‘seudologia fantástica’, que es una compulsión a imaginar una vida, unos acontecimientos y una historia en base a causar una impresión de admiración en los espectadores.

Este afán por impresionar esta basado en la imperiosa necesidad de resultar valiosos e geniales por medios tramposos ya que por los naturales de la simpatía y ser espontáneos dudamos el poder conseguirlos”.

Pues eso.


Acciones

Information

One response

23 08 2006
mami patatil

Apabullada me deja usted con esa capacidad citatoria, aunque mucho más ver el morro y la indignidad de esos a los que usted se refiere…y es q joder, ya les vale dos años y pico quejándose de todo, manipulándolo todo y mientras el resto a escucharlo.
Si es q son como ese monstruo q crearon..la señora??? Saez, la q montó la q montó en Madrid cuando la preguntaron por su espantá y dijo “No a todo” igualica q estos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: