Recordando con Yaqui

28 09 2007

Yaqui ha escrito una entrada estupenda centrada en aquellas tardes de nuestra infancia, en las que había dos elementos constantes: Bocata de nocilla (vale, reconozco que en mi caso la especialidad era el chorizo con queso) y Barrio Sésamo.

En esa entrada ha subido tres vídeos esenciales en todo remember de Barrio Sésamo, y yo me permito añadir dos más que son casi tan míticos como esos (al menos en mi recuerdo):

Supercoco. El crack de entre los cracks de Barrio Sésamo. “El protector de los niños pequeños y de los conejitos.” 🙂

Y el “manah manah”. Un temazo.

Puestos a recordar, no puede faltar el otro gran programa que marcó para siempre nuestras vidas. ¡Cómo no! La Bola de Cristal. El mejor programa infantil-juvenil de la historia de la televisión. Cualquier cosa que pueda decir de él ya habrá sido dicha pero jamás se ha tratado a los pequeños con tanta madurez, sinceridad, cultura, educación y respeto por esas mentes inquietas y curiosas que anidaban en nuestros cabezones sin cuello. ¿Por qué no se puede hablar en un programa infantil de política? ¿Por qué no de tolerancia y libertad de expresión, sin falsos empalagos? ¿Por qué no de las cosas importantes que pasan en el mundo?

Pues ellos lo hacían. Y de qué forma. Ponían fotos de guerra, de violencia racista. No hay más que recordar la entrada del programa, que nos sabemos a pies juntillas. Imágenes de devastación, esclavitud… en un programa infantil. Sí, y no pasaba nada. Hasta nos enseñaban a “desaprender”, y nos lo tomábamos a coña, porque lo era, y no nos volvíamos psicópatas. ¿Por qué? Porque se nos hablaba como a personas que se suponía que sabíamos decidir a ese nivel lo que está bien y lo que no, porque se suponía que estábamos bien educados. Y si nos equivocábamos, aprenderíamos de nuestros errores. Se nos hablaba de lo bueno y de lo malo. Y se nos ofrecía la posibilidad de razonar sobre ello y actuar en consecuencia, siendo libres de equivocarnos en el procedimiento de aprendizaje.

Los Electroduendes, esos extraños seres que hablaban en verso e insultaban utilizando términos físicos y químicos, que nos hablaban a su manera de las elecciones, la Bolsa, el empleo y el paro… Os subo un vídeo descomunal que es el mejor ejemplo de lo que se podía ver en el programa.

Feminismo distorsionado, imágenes de combates armados, versos violentos, disturbios callejeros, un tío haciéndole un puente a un coche y pegando un “tirón”, que finalmente es detenido por la policía (ojo al mensaje final de Pablo Carbonell), la Bruja Avería “fundiendo” a todo cristo… Sí, veíamos esas cosas en La Bola, y no nos ha pasado nada más ni nada menos que a todo el mundo. Hemos crecido y madurado, algunos mejor y otros peor pero se puede ofrecer una programación infantil y juvenil con contenido sin temor. No pasa nada. No hay que llevar la asepsia a límites absurdos.

Lo que me gustaría saber es qué leches se nos pasaría por la cabeza al ver ese programa. Estoy convencido de que no conoceríamos el significado de la mitad de las palabras que utilizaban Los Electroduendes. Daba igual. Nos encantaba. Y creo que más que por lo que se nos decía, nos maravillaba por cómo se nos decía. Por cómo se nos trataba.

Y Los Electroduentes también nos cantaban. Menudas cancioncitas, ¿eh? He pasado de subir la de “Soy un Electroduende” porque he encontrado ésta y me ha encantado volver a verla y escucharla:

¿Y qué decir de las actuaciones musicales? Alaska, Javier Krahe, Eskorbuto (tela…), Toreros Muertos, Kiko Veneno y, claro, Santiago Auserón:

¿Os imagináis en un programa actual para los niños un vídeo contra la censura? Con declaraciones de Buero Vallejo, hablando de Buñuel y Bertolucci, el fragmento de una entrevista a Katheleen Turner hablando del tema… Pues ellos nos lo pusieron:

Quedáos con ésto que se nos decía, a nosotros, a los niños, al final de ese vídeo:

“¿Por qué existe la censura? ¿Por qué nos censuran las cosas otros? ¿No tenemos nosotros criterio?

Si alguien no quiere ver unas imágenes, alguien no quiere disfrutar de algo que le sienta mal para su moral, lo que tiene que hacer, en el caso de que tenga encencido el televisor, es apagarlo, abandonar los cines, no leer la prensa.

Uno mismo debe ejercer su autocensura pero, por favor, que nos dejen en paz, que no corten por nosotros. Esas tijeras tienen que desaparecer. Esos rombos tienen que desaparecer y tiene que surgir de nuevo la libertad de expresión.”

Impresionante. Toda la idea de ese programa giraba en torno a ese planteamiento.

Nosotros, los niños y jóvenes de la época, también tuvimos nuestra particular Transición, y nuestra especial Movida de los 80. Y, aunque no nos demos cuenta, es un poso que llevaremos siempre.

 

 


Acciones

Information

One response

12 12 2007
EDU

Incluso admitiendo que La bola de cristal pecaba de una cierta ingenuidad reconozco que fue el mejor programa infantil-juvenil que jamás se ha televisado y no sólo por las series que en ella aparecían o por las actuaciones musicales de grupos, algunos ya desaparecidos y otros consagrados en estrellas mediáticas, sino por el buen rollo y la simplicidad que transmitían, reflejo de la sociedad de entonces. Habíamos salido de la dictadura, de esa que parecía que nunca iba a acabarse, y aunque la violencia política era patente todos los días tanto en las instituciones como en la calle, el pueblo vivía esos aires de apertura y de libertad con emoción y honestidad.
Aquel programa duró cuatro años, aún lo recuerdo: los sábados de 10 a 14h, y la verdad es que los sentimientos que me provoca son de una nostalgia incontenible no se si por el recuerdo en sí de aquellos días en los que yo vivía mi más efervescente y rockera adolescencia o por darme cuenta de que este país ha cambiado tan deprisa y se han desperdiciado tantas ocasiones de valorar lo realmente genuino que parece que cualquier tiempo pasado fue mejor.
PD.- Hace cuatro años me hice con 20 capítulos especiales de La bola que salieron al mercado. Un tesoro que espero algún día pueda ver de nuevo junto a mi hijo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: