La economía de Pizarro

21 02 2008

Leído en El País:

La eléctrica española Endesa ha declarado esta mañana a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que pagó indemnizaciones por importe de 22,131 millones de euros a administradores y directivos de la sociedad en 2007. Esas indemnizaciones responden al relevo en la cúpula de la eléctrica tras la oferta pública de adquisición (OPA) lanzada por Acciona y Enel.

El ex presidente de Endesa, Manuel Pizarro, actual número dos de Mariano Rajoy en la lista del Partido Popular por Madrid, fue el único miembro el consejo con funciones ejecutivas que cesó tras la OPA y es el principal beneficiario de esas indemnizaciones, pero también ha habido relevos de personal clave en la alta dirección que han dado lugar al cobro de indemnizaciones. La eléctrica no desglosa qué parte de la indemnización corresponde a cada directivo ni cuál es el número de directivos beneficiarios.

En Endesa, las cláusulas de blindaje de sus directivos diferencian dos conceptos: una indemnización por extinción del contrato y otra por no trabajar para la competencia al dejar la compañía. Por extinción, las cláusulas de blindaje contemplan una indemnización de tres veces la retribución anual tanto en caso de mutuo acuerdo como de “desistimiento de la sociedad”, léase despido. Además de las tres anualidades por extinción, el directivo tendrá derecho a cobrar una cantidad equivalente a una retribución fija anual como compensación por un pacto de no competencia por dos años.

El último año del que se conoce el sueldo de Pizarro es 2006. En ese ejercicio recibió 1,3 millones de retribución fija, 1,68 millones de paga variable y otros 670.000 euros en dietas, aportaciones a fondos de pensiones, primas de seguros y otras retribuciones menores. En total, 3,65 millones. Endesa no ha hecho público el importe de la indemnización que ha cobrado Pizarro por su cese pero con ese sueldo de referencia tendría derecho a cobrar por su salida una indemnización que puede estimarse entre los 9 y 12 millones de euros, según los conceptos que se tomen en el cálculo.”

Transcribo esta noticia sobre todo al hilo de un artículo de opinión que escribió Joaquín Estefanía en el suplemento Domingo del mismo periódico (20/01/08), titulado “Zares Económicos”, y que me pareció en su momento muy interesante, y ahora viene que ni pintado:

“Hagamos un ejercicio de ucronía y supongamos dos hechos que han de demostrarse ciertos: que el PP gana las elecciones y que Rajoy nombra vicepresidente económico a quien hizo la campaña en esa área: el empresario Manuel Pizarro. Habría entonces que subrayar algunas diferencias sociológicas entre la personalidad de Pizarro y la de sus antecesores en el cargo desde que empezó la transición.

Ninguno de los responsables económicos desde Adolfo Suárez hasta hoy han provenido de la cúpula de la empresa privada. Unos eran altos funcionarios de la Administración (Fuentes Quintana, Solbes), y otros, militantes del partido que llegaba al poder, muy cercanos a su líder (Abril Martorell, Boyer, Solchaga). Sólo Rato había tenido alguna experiencia en la empresa privada familiar, pero si llegó al Gobierno fue por su activismo partidista. La mayoría, sólo cuando dio por finalizada su experiencia política, se fue a la empresa privada a ganar dinero.

Pizarro ha hecho el camino opuesto. Terminó pronto su vida como abogado del Estado y marchó al sector privado, donde ha ganado prestigio como gestor eficiente, y mucho dinero. Pero su desarrollo empresarial ha estado casi siempre trufado de vinculaciones con la vida política. Como presidente de una caja de ahorros (Ibercaja), su nombramiento dependió del visto bueno de las autoridades autonómicas aragonesas; fue presidente de una Endesa privatizada en su totalidad por el PP, sustituyendo a un militante de esa formación (Martín Villa) y también por su cercanía al partido que gobernaba. Y acababa de ser elegido consejero de Telefónica, en una especie de sorprendente cuota partidaria: por el PSOE, un amigo del presidente de Gobierno, Javier de Paz; por el PP, Manuel Pizarro, que tanto influyó (por su cercanía a Aznar y Rato) en el nombramiento de los presidentes de las empresas públicas privatizadas por el PP. Entre ellos, el del propio César Alierta, presidente de Telefónica (y antes, de Tabacalera). La privatización del sector público dio lugar a un sector privado gubernamental, con presidentes muy cercanos al PP: Villalonga, Alierta, González, Blesa, Cortina, Fernández Norniella, etcétera.

Si en el futuro tuviera Pizarro presencia en el Consejo de Ministros, habría de hilar muy fino cuando en el mismo se traten asuntos relacionados con el sector energético, telecomunicaciones o incluso el financiero, al existir una ley de regulación de los conflictos de intereses de los miembros del Gobierno que implica su abstención. Pero, sobre todo, habría una incompatibilidad política explícita si el PP tiene necesidad de pactar con los nacionalistas catalanes. Después del papel de Pizarro en la OPA de Endesa (jaleado por Esperanza Aguirre) buscando una empresa alemana para sustituir a la catalana Gas Natural como posible compradora, su presencia en el Gabinete de Rajoy parecería tan disuasiva como el recurso del PP sobre el Estatuto ante el Constitucional.”


Acciones

Information

9 responses

21 02 2008
Glenclous

Claro, hombre. Lo normal que hacemos los trabajadores y los jóvenes. ¿O no?

21 02 2008
Aurë

Veo que a ti también te llegó eso del “candidato de los jóvenes y los trabajadores”, ¿eh?

21 02 2008
asturcantino

Si los alemanes daban por Endesa el doble que los catalanes, parece razonable el interés por buscar ese comprador. Quien no entienda esto, hace bien en no vender lo que quiera que tenga. En cualquier caso, la venta de Endesa no estaba en el ánimo de Pizarro hasta que no se presentó la OPA de Gas Natural, que por otra parte era un atropello a los accionistas.

Cuando una comunidad autónoma se arroga beneficios en detrimento del resto, también parece razonable que alguien alce la voz.

Haciendo otro ejercicio de ucronía y suponiendo que Rajoy obtenga la mayoría de los sufragios, debería cumplir su palabra y proponer un pacto de estado al PSOE, para (entre otras cosas) modificar la ley electoral y cesar el chantaje a que estamos siendo sometidos en este país cada vez que el ganador no obtiene mayoría absoluta. No tengo la menor duda de que esta sería la mejor opción para casi todos.

21 02 2008
Aurë

Me gustaría ver al PP durante los próximos cuatro años (en la oposición, pa qué andarnos con tonterías) haciendo justo todo lo contrario a lo que ha hecho en estos últimos cuatro, es decir, tendiendo manos en vez de intentar meter astillas bajo las uñas de las que se le han tendido en esta legislatura para pactar en temas esenciales.

¿Ese ofrecimiento de Rajoy es solo si ganan las elecciones? Magnífico ejercicio de hipocresía el de Pancho, en tal caso.

Por cierto, reconozco que he tenido que buscar en la RAE el significado de ‘ucronía’ al repasar el artículo de Estefanía. Nunca te acostarás…

21 02 2008
asturcantino

Me parece a mí que manos como la del Pacto del Tinell no buscan pactos en temas esenciales. Debemos haber vivido realidades distintas.

No defiendo que los del PP sean unos santos (especialmente mientras sigan Acebes y Zaplana en primera línea), pero a ZP se le ha llenado la boca con un talante que no ha aplicado.

Maldita sea la hora en que Bono perdió las primarias ante este mentiroso que, confieso, también llegó ilusionarme.

Por cierto, tras ver el debate sobre economía, he de decir que, desde mi punto de vista, Solbes ha estado fenomenal y Pizarro solamente bien. Ha sido un debate de un altísimo nivel en el que se ha demostrado que se puede debatir y discrepar sin necesidad de ofender. Ojalá el debate del lunes se parezca en algo a este, aunque no lo espero. Los números 1 no están a la altura de los números 2. Pero en este país no se premia el talento, que se lo digan a Bono y a Rato.

PS: Ucronía, iusnaturalismo…yo estoy aprendiendo una barbaridad!

21 02 2008
Aurë

Disentimos en lo de Bono. Desde luego no le echo de menos al frente del partido (y menos del Gobierno).

Estoy aún en el curro y no he podido ver el debate. Por los resúmenes más o menos en tiempo real que he podido leer en prensa digital, lo que comentas es la sensación que me ha dado.

22 02 2008
asturcantino

Pues sí, a tí te gustan ZP, Bermejo, Blanco y supongo que Montilla, Patxi López y Touriño. Mientras que yo prefiero a Bono, Guerra, Leguina, Belloch, Rodríguez Ibarra y las denostadas Alberdi y Rosa Díez.
Quizá sea un nostálgico, quizá haya emprendido el viaje al conservadurismo (horror!), o quizá simplemente echo en falta un partido que defienda lo que pienso.

22 02 2008
Aurë

¡¡Uy lo que m’ha disho!! ¡Que me gusta Pepe Blanco! No sé de dónde te puedes sacar que prefiera a Blanco (sabes de sobra que no lo trago) o Montilla, que a Guerra o Leguina. Sea como fuere, desde luego no es así.

Zapatero se ha equivocado en unas cuantas cosas y me ha decepcionado en otras tantas. Nunca lo he negado, y ha conseguido que me cabree más de una y dos veces. Pero ha cumplido con muchas de las cosas que prometió y por las que le voté, y espero que tenga otros cuatro años más para seguir cumpliéndolas.

Ah, yo me quedo con Fdez. de la Vega y Guerra, con López Aguilar y Leguina, con Alonso y Rubalcaba, con López Garrido y Manolo Marín, con Caldera (sí, reconozco que es un tipo que me ha ganado con el tiempo) y Solbes… Otra cosa es que Zapatero le haya hecho feos bastante indignantes a alguno de ellos. Eso no significa que yo esté de acuerdo.

Por cierto, en el famoso Congreso del que salió elegido ZP, en el sector de Rosa Díez, Sánchez Ibarra y cía… estaba Corcuera. Aplicando tu misma forma de asignación de mis “favoritos”, supongo que tú preferirás a Corcuera antes que a alguno de los que he citado yo, y que tú antes no habías mencionado, ¿no?

Edito y añado que si alguien no siguió el debate y tiene interés en saber qué se dijo y cómo, aquí tenéis la transcripción del mismo en PDF.

22 02 2008
asturcantino

Ya sé que no te gusta Pepiño, ¿recuerdas que lo comparamos en su día con Benegas?, pero no entiendo como no ves que el balance de fin de legislatura de Zapatero es negativo. Ha hecho muchas cosas buenas en materia social y eso merece mi aprobación, pero creo que ha errado en políticas antiterrorista, exterior y autonómica .Ha impulsado leyes que contravienen el espíritu de la transición (no le quito responsabilidad en esto a la opsición), ha pactado con partidos que no tienen como premisa la estabilidad nacional (la nación nuestra, se entiende). Ha intervenido, por medio de la Oficina Económica de Moncloa, en los mercados y en el devenir de las empresas privadas.

Podría seguir con la lista, pero prefiero acabar con un asunto en que gobierno y oposición están de acuerdo: el no reconocimiento de Kosovo como estado. Pero, que nadie se deje llevar a engaño, gane quien gane, no acabará la legislatura sin reconocerlo. Al tiempo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: