La niña del futuro

26 02 2008

Voy a ser original: hablemos del debate de anoche. Como debate entre los dos candidatos principales a la Presidencia del Gobierno de un país, el de ayer merecería poco más que un par de comentarios. Fue desilusionante contemplar cómo en hora y media no se oyó una sola propuesta programática. Ni una sola idea concreta de proyecto. Ni una medida específica. Fue un solar.

Como debate entre dos candidatos en un país en el que hacía 15 años que no se celebraba uno, da para algo más. Eran tantas las ganas de que se celebrase que ya han corrido ríos de tinta y ondas herzianas. Y lo que te rondaré morena. Si tengo que quedarme con una primera impresión general, probablemente en conjunto Zapatero salió airoso de la contienda, pero por los pelos. Durante casi la primera mitad del debate, sinceramente vi mejor a Rajoy. La razón claramente la encuentro en el formato. En este primer debate Rajoy abrió todos y cada uno de los bloques temáticos, lo que le permitió llevar la iniciativa y centrar los monólogos en el terreno que más le interesaba. Probablemente el lunes que viene cambien las tornas. Ello no obstante, en la primera intervención de cada uno, previa al fuego cruzado y mirando a cámara, Rajoy dejó bastante que desear. No da bien cuando habla directamenente a la cámara y sus ojos no pararon de desviarse del objetivo, dando la impresión de buscar más allá del piloto rojo un no se sabe qué.

En el apartado económico se pudo ver claramente que ninguno de los dos candidatos domina la materia. Rajoy estuvo más certero utilizando los datos microeconómicos, y su comienzo con la batería de datos relativos a los precios de productos básicos llegó más, y obligó a Zapatero a intentar contrarrestarlos con datos macro, más abstractos para los ciudadanos. Se vio a un Presidente incómodo, al que le costó entrar en calor, y Rajoy tenía muy fácil las réplicas, echando en cara al Presidente que se refugiase en los datos macroeconómicos frente a los problemas económicos más cercanos a la ciudadanía. Sin embargo, Zapatero dio alguna muestra de recuperación cuando sacó a relucir la permisividad del Gobierno del PP para con el redondeo al alza a la entrada del euro.

En el siguiente bloque, dedicado a la inmigración política social, esperaba bastante más de Zapatero. En su ámbito estrella de la legislatura le vi poco fino, quizás lastrado por el hecho de que Rajoy abría cada una de sus intervenciones con el tema de la inmigración. El Presidente trató de contraatacar con la batería de medidas legales aprobadas durante su gestión en materia de dependencia, matrimonios entre homosexuales o igualdad pero lo hizo sin la contundencia que esperaba. Eso sí, en el tema de las regularizaciones realizadas por el PP (con bonobús) dio la sensación de que nuevamente se zafaba y no salía especialmente dañado. Rajoy únicamente salió del discurso de la inmigración para hacer referencia a los datos del informe PISA, y eché en falta mayor referencia por parte de ambos a la sanidad (la obviaron escandalosamente), que se supone debe ser uno de los pilares de toda política social de un Gobierno.

En ese momento hacía ganador a Rajoy a los puntos. Había golpeado fuerte en el aspecto económico y había llevado la cuestión social al terreno de la inmigración, impidiendo que el discurso de ZP quedase tan lucido como debiera. Y tocaba como siguiente bloque temático el de la seguridad (léase terrorismo), en el que suponía a un Rajoy incisivo y locuaz. Así empezó. Tuvo uno de sus momentos más brillantes cuando le espetó al Presidente con qué Zapatero debían quedarse los ciudadanos, si con el que hace tres años decía que el PCTV era legal, o con el que ahora dice que no; con el ZP que decía hace un año que ANV era legal o con el que ahora dice que no; con el ZP que dijo tras el atentado de la T4 que no iba a volver a hablar con Batasuna, o con el que reconoció en El Mundo que sí lo había hecho. Sin embargo, llegó el momento en que Rajoy hizo alusión a que cuando el PP salió del Gobierno ETA estaba prácticamente derrotada, y Zapatero recogió ese guante para dar una primera estocada: si ETA estaba tan derrotada, ¿cómo se explica que el Gobierno del PP culpase a ETA del mayor atentado terrorista de la historia de Europa? El golpe pilló a Rajoy a contrapie, y no levantó el vuelo. A partir de ahí su discurso devino agresivo y hasta nervioso.

Siguió transcurriendo el debate y ambos fueron liberándose del corsé. Rajoy estuvo muy fino recitando el Pacto del Tinell (lo tenía fácil en ese punto), y Zapatero mostró una gran contundencia dejando en evidencia a Rajoy en relación con el trasvase del Ebro. Diría que ahí se lo comió con patatas. El nerviosismo de Rajoy fue en aumento, y más que creció cuando ZP, frente al ataque de aquel en política exterior, replicó con firmeza utilizando la defensa de Aznar que hizo en la Cumbre de Santiago de Chile frente a los exabruptos de Hugo Chávez.

Y en éstas estábamos cuando Rajoy cometió su gran error en el debate (no contrarrestado de forma muy certera por el Presidente, todo sea dicho, si bien es posible que optase por que las propias palabras de Rajoy fueran más que suficientes para dejarlo en evidencia): la supuesta agresión de Zapatero a las víctimas del terrorismo. Cuando ZP le acorraló (brillantemente por cierto) con la idea de que no podría ser Presidente del Gobierno quien había despreciado a cierto sector de la cultura (llamó “untados” a los artistas que apoyaron abiertamente a Zapatero), Rajoy solo supo reaccionar con la monserga del ataque a las víctimas por parte del Gobierno. Ahí el Rajoy moderado se cayó con todo el equipo, dando paso al argumento estrella del sector más reaccionario del su partido. Si buscaba captar voto de centro, desde luego pudo perder un buen puñado de adeptos, a costa de ganar algunas palmaditas en la espalda de los fieles acólitos de la AVT tras el debate.

Y llegó el momento de las conclusiones. Es curioso cómo el Rajoy directo y seguro puede dar paso a otro de gesto forzado y perdido en cuanto mira directamente a cámara. Cuando no tiene un interlocutor físicamente definido delante, se pierde de forma escandalosa. El discursito de la niña del futuro me sonó lamentable. Más bien parecía una redacción escolar que el producto del trabajo de sesudos analistas. La referencia a una niña que habría de nacer en una familia de padres con trabajo, que habría de convertirse en una mujer madura y responsable, orgullosa de ser española fue alucinante. Rajoy transmutó en una especie de Gloria Fuertes que hubiera perdido la rima, y en dicha metamorfosis perdió también una oportunidad única de esbozar, al menos, las líneas generales de su proyecto político para los próximos cuatro años. Frente a ello, Zapatero sí supo seducir a la cámara, de la que no desvió la mirada más que en una ocasión, y se mostró infinitamente más seguro y claro.

Si de algo pecó el Presidente fue de aludir de forma bastante reiterada al pasado, si bien no deja de ser cierto que me hace gracia que Rajoy se llevase tanto las manos a la cabeza ante dichas alusiones, cuando precisamente formó parte de todos aquellos Gobiernos del PP, como Ministro y Vicepresidente. Si Rajoy fuese una cara nueva del partido, ese recurso de Zapatero se habría vuelto en su contra de forma contundente y probablemente irreparable. Siendo como es Rajoy parte de aquel pasado (por más que lo niegue), esas referencias a los Gobiernos del PP, si bien fueron excesivas cuantitativamente, no son ni mucho menos gratuitas.

El lunes que viene más, y esta vez con Zapatero llevando la inciativa al abrir los bloques temáticos. Supongo una mayor agresividad por parte del Presidente, y habrá que ver qué tal se maneja Rajoy en sus intervenciones cuando éstas sean contracorriente. Espero sinceramente que ambos candidatos hayan tomado buena nota de su principal error en el debate de ayer, y asistamos a una verdadera puesta de manifiesto de propuestas de aplicación futura, y no solo se hable de las niñas del futuro.


Acciones

Information

16 responses

26 02 2008
asturcantino

Por motivos ajenos a mi voluntad no pude oir el debate (pese a que la tele estaba encendida), pero tras leer este brillante resumen-análisis me doy cuenta de que no me hizo falta porque aquí está La Aurelíada para contármelo. Así que gracias por la información, que valorada en su justa medida y acompañada por las opiniones leídas y escuchadas en los medios, me han ayudado a hacerme una idea.

De lo que puede ver (en miradas de reojo a la TV), me llamó mucho la atención el movimiento de ojos de Rajoy cuando hablaba a cámara (muestra de su nerviosismo) y la exagerada y artificialmente retocada forma de acento circunflejo de las cejas de Zapatero.

26 02 2008
Sensai

Vaya análisis! Estoy de acuerdo con casi todo lo que has dicho y lo que aporta asturcantino: Desde el primer momento Rajoy tenía los ojos con vida propia y se le iban a salir de las órbitas, y a ZP le maquillaron en exceso las cejas.

26 02 2008
Aurë

Pues muchísimas gracias a los dos. Me satisface sobremanera leer que a alguien tan exigente como a Astur el resumen le pueda parecer brillante. Me halaga, y no sabes cuánto.

Hay una cosa que me resultó muy chocante también. Aparte de lo delgadísimo que vi a ZP, es curioso cómo siendo Zapatero solamente 5 años más joven que Rajoy (47 años frente a 52), y viendo la imagen de ambos, parecía Rajoy bastante más mayor de lo que indican sus DNI. ¿A vosotros os dio la misma impresión?

26 02 2008
Glenclous

Ya sabía yo que por el bien de mi salud mental no tenía que tragarme el debate, e hice bien en no ver ni un sólo segundo del mismo. Muy buen resumen, Aurë. Gracias.

El siguiente tampoco pienso verlo. Qué ganas tengo de que llegue el 10 de marzo…

26 02 2008
Aurë

Pues tranquila, que te aseguro que el debate del próximo lunes no me lo pienso perder tampoco, y espero contar con tiempo para poder destriparlo por estos lares.

26 02 2008
nachete

Buenas contertulios. Solo escribo para recomendarle al Asturcantino que no se pierda el dia despues de Manu y Lama. A ver si puede ver el gol que le metio por la cruceta el ariete leones al cancerbero gallego cuando este tuvo un traspies y le dejo el balon en la pierna buena al borde del area. ¡Que manera de golpear el esferico! Incisivo como Hristo, elegante como Henry, rapido como Samuel y listo como Belenguer.
Me refiero con este simil balompedico, obviamente, al collejón que le dió Zp a don Mariano cuando este último hablaba de lo debilitado que estaba ETA al final de la anterior legislatura. Marianiiiiin, que se te ha quedao cara de Spasic!

26 02 2008
Aurë

Jajaja. Muy bueno el símil Nachete, muy bueno.

26 02 2008
nachete

No me digas que no se te puso la piel de gallina. Yo llame al viejo como si acabara de ver un golazo y no tuve ni que abrir la boca, segun lo cogio escuche “por toda la escuadra”

26 02 2008
nachete

Aunque reconozco que el rato que vi del debate, vi a Rajoy mas entero de lo que me esperaba. Y efectivamente, una vez mas, propuestas serias, cero.
Claro, que mas sonrojante habria sido que empezaran con el regateo de mercadillo ofreciendo “regalos electorales”. En plan, “llevese un candidato por un par de votos, y de gratis un cheque-regalo de 400 euros, la muñeca chochona, el roquefeler y de regalo el payasete”

26 02 2008
Aurë

Jajajaja. La verdad es que limpió las telarañas. Y cuando Marianín nos recitó las aventuras y desventuras de la niña de La Casa de la Pradera del futuro, te juro que casi se me cayeron los ojos al suelo de lo abiertos que se me quedaron.

Y lo del “qué alegría, qué alboroto, otro perrito piloto” creo que lo han dejado para el lunes que viene.

26 02 2008
nachete

aure, pasame tu correo o dime como puedo enviarte una foto que te vas a reir.
Es que el servidor de hotmail esta colapsado y no puedo acceder a mi correo ni al messenger

26 02 2008
Aurë

Por cierto, ¿qué me decís de la absurda exhibición por parte de ambos de los gráficos? Hay que ser cutre. Primero porque no los enseñaban, sino que simplemente los levantaban de medio de lado y de mala gana, sin citar fuentes ni ser concretos. Probablemente no fueron más concretos porque la mitad de los gráficos los habrían hecho a ordenador la tarde antes, y no aguantarían la más mínima comprobación.

Pero es que además habían encorsetado tantísimo el tema cámaras, que la mitad de las veces que levantaban un gráfico, éste quedaba fuera de plano. Eso sí, Marianín bien se encargó de que lo más visible de uno de sus gráficos fuera la palabra PARO en arial 42 blanca con fondo rojo, por si colaba la cuestión “subliminal”. Y ZP tampoco se libró. El tío ni tan siquiera levantaba los papeles con los gráficos. Directamente hacía amago de levantar la hoja que los contenía, mientras ésta permanecía guardada en su fundita transparente, convenientemente archivada en la carpeta, de forma que medio levantaba la hoja, la funda y hasta la carpeta. Lamentable.

Y más divertido aún fue cuando, tras haber sacado 17 gráficos, Rajoy alzó uno que ya había mostrado sobre la supuesta diferencia existente entre la inversión en VPO por parte de la Comunidad de Madrid, y Extremadura y Andalucía, diciendo que ese gráfico mostraba la diferencia de precios de las VPOs entre los Gobiernos de Aznar y el de ZP. Ahí, con las banderitas de las tres Comunidades Autónomas bien visibles.

26 02 2008
elreydelabaraja

Jo, pues no puedo estar más de acuerdo con el resumen. Supongo que una de las diferencias entre cierta izquierda y cierta derecha (digo “cierta” conscientemente, ya sé que en esto no se puede generalizar), es que los primeros tienen mayor facilidad para tomar distancia, ver más allá de sus propios prejuicios, y extraer conclusiones argumentadas en vez de aplaudir y ya está. No sé si me explico. Es que algunas portadas de periódico de hoy claman al cielo…

A mí también me gustó más Zapatero, por lo que dijo sobre todo, más que por cómo lo dijo, pero no me entusiasmó. A ver el lunes que viene.

26 02 2008
Aurë

Gracias por comentar, Evaristo. Me ha encantado tu entrada sobre la pequeña vendedora de fósforos. Has acertado de lleno. ¿Con qué hermosa historia nos deleitará Mariano (AKA el Padre Abraham) la semana que viene?

27 02 2008
Sensai

Hubo un comentario de J. J. Millás inmediatamente después del debate que me pareció muy acertada: “Ha sido un debate entre el s. XIX y el XXI”.
Y otro de Saramago: “Es importante insistir en la Educación cívica. Rajoy la necesita”.

El próximo lunes que van a sacar toda la artillería va a ser un espectáculo, si ambos están a la altura. Estoy deseando verlo!

27 02 2008
EDU

Teniendo en cuenta que no pienso votar a ninguno de los dos reconozco que vi el debate enterito, anuncios incluidos, zappeando entre la 1 y la sexta no fuera que se me escapara algo.
El desarrollo del debate fue más o menos como lo relatas y como síntesis diré que Rajoy desenmascaró a la audiencia su personalidad más reaccionaria y fascistoide pese a su afán de mostrarse como el líder centrista y moderado que salvará a España de las hordas rojas, mientras que Zapatero me pareció un bambi cansado, con falta de iniciativa y de unas gotitas de mala leche algo siempre necesario en estas latitudes mediterráneas y cainitas donde la envidia es una virtud y la venganza una necesidad.
Por lo demás, todo lo que se refiere a la organización del debate se asemejaba mucho al modelo USA de enfrentamiento político: bipartidismo, marketing por un tubo, 50 condiciones pactadas entre ambos partidos desde la temperatura del estudio hasta de lo que no se podía hablar, en resumen, un producto enlatado, con fecha de caducidad corta para ser degustado al estilo de un reality show por una audiencia más preocupada del reloj que llevaba Rajoy que de las amenazas veladas que lanzó al respetable.
¿Paradoja? veré el segundo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: