Plantando cara

18 04 2008

Impagable el editorial de ayer del Director de la Cadena SER, Daniel Anido, titulado La Baba en la Pluma, en relación con la noticia del despido por la COPE de una periodista por motivos sexuales y políticos. Os dejo la transcripción íntegra:

“Cuando fluye la baba y el periodismo se acojona la tiniebla va cubriendo el espacio vacío; un territorio abandonado que ocupan pajilleros, reprimidos, grasientos, puteros, siniestros, cobardes y acomplejados, con nombres y apellidos.

Son de ilustres burgos, ansones, losantos, pejotas, usias y alguna que otra schlichting, pero segregan ese líquido viscoso y corrompido por la comisura de sus parpados, acentuando el asco que desprende su mirada.

Tenemos que mirar sus caras, seguir con atención el recorrido; ver como avanza ese residuo pútrido que desciende por los pliegues hasta la boca, como carcome gota a gota su lengua relamida; como la inunda y luego la desborda, para proseguir su camino hasta la mano pegajosa que sostiene la pluma y derramar allí toda su miseria.

Cuando fluye toda esta baba compartida y el periodismo se acojona, estos mirones clandestinos, estos fetichistas de la mugre, se proclaman profetas con derecho de pernada, levantan púlpitos con barrocos tornavoces, apoyan sus falanges en el antepecho, despliegan su abyección más tenebrosa y corrompen el espacio compartido.

Cuando el periodismo se acojona delante de estos usurpadores del oficio, la cloaca extiende su dominio, se adueña de la plaza pública y construye allí su pasatiempo favorito: el juego delictivo del insulto, donde prevalece y se premia la discriminación por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social, como pueden ser la orientación sexual, la fe o falta de ella, la ideología, la gestación, la edad, el nombre o el apellido.

Cuando el periodismo se acojona delante de estos mediocres, que confunden la baba con el intelecto, nuestra profesión pierde el futuro; los ciudadanos, su libertad, y la democracia, el sentido.

El periodismo tiene que hacer frente a la contaminación que desprenden estos exhibicionistas de la baba en la pluma, a la perversión que esconden bajo el necesario paraguas de la libertad de expresión.

Son previsibles. Se plantan delante de sus víctimas y abren con rapidez sus gabardinas, dejando ver su desnudez intelectual. Pero, son cobardes. Si les plantamos cara, mirando fijamente sus despojos orgánicos, señalando con el dedo su minusvalía y mostrando nuestro desprecio con una sonora carcajada, que al tiempo alerte al resto de la ciudadanía, salen corriendo a esconder sus complejos y sus colgajos… en el fango.

(A ellas, que sufren estos días el maltrato de quienes quieren robarnos el oficio: disculpas.)”

Tanto Vania como Evaristo se han hecho eco del editorial en sus blogs. No encentro razón alguna para no hacerlo en el mío también, y suscribir punto por punto lo que sobre el mismo reflexiona y comenta el primero. Celebro que se haga frente a la perversión, tanto de la profesión periodística como de la libertad con la que tan a menudo se les llena la boca, a que se refiere el autor del editorial. Y lo hago extensivo a cualquier tipo de periodismo que ejerza esa distorsión malintencionada y babosa, pertenezca al rincón del espectro político al que pertenezca pues, lamentablemente, Goebbles cuenta con legatarios de su doctrina por todas partes. Y es que, esta vez, hablamos de puro estilo periodístico. Nada más.

Más de uno ha puesto el grito en el cielo por el tono del editorial. En eso estoy también de acuerdo contigo, Vania. Así es como se planta cara, afilando el dardo, la pluma y el ingenio.

Igualmente habrá quienes apliquen lo que es objeto de denuncia por Anido precisamente a los medios pertenecientes al grupo del que forma parte la SER. Y ahí es donde hay que decir que, les guste o no, quieran verlo o no, no es lo mismo.


Acciones

Information

9 responses

18 04 2008
Anónimo

“Cuando el periodismo se acojona delante de estos mediocres, que confunden la baba con el intelecto, nuestra profesión pierde el futuro; los ciudadanos, su libertad, y la democracia, el sentido”… no creo que haga falta añadir nada, está muy bien resumido.

19 04 2008
Glenclous

Entre los tomates y Patiños varios por un lado, y los babosos que tan bien describe el señor Anido por otro, se está olvidando completamente lo que significa ser periodista. Y desgraciadamente a esta gente es a la que más se le llena la boca con la expresión “SOY PERIODISTA” cuando intenta mancharnos con su ponzoña en nombre de la libertad de expresión.
Qué triste.

20 04 2008
Alejandro Pumarino

El insulto descalifica a quien lo profiere, y el Sr. Anido, lejos de mostrar una crítica ponderada, se limita al exabrupto y la exaltación. Hace bueno a Federico Jiménez Losantos con sus soflamas sectarias y radicales. No es esta la forma de llegar a parte alguna, y menos de la criticar a quien ocasiona crispación, pues no pretende otra cosa este escrito, para que después su autor y defensores se den golpes de pecho diciendo que otros periodistas u otros medios de comunicación, con una línea editorial proclive a otros partidos, son los que crispan. Ejercicio lamentable de hipocresía por parte de los pseudoprogresistas.

21 04 2008
EDU

La únicá hipocresía que conozco es definirse como democristiano-liberal-conservador (qué paradoja y cuantas guerras se habrían evitado entre liberales y conservadores en el s. XIX si hubiera existido el PP) cuando sólo sois FASCISTAS emboscados vestidos con pelusilla borreguil de demócratas.

21 04 2008
Aurë

Me encanta que, en cuanto se les planta cara dialécticamente, desnudando el verbo y utilizando palabras en carne viva, salten como muelles poniéndose a la defensiva en plan “seño, mire lo que me han dicho los pseudoprogres”. Típica reacción de matón de clase en cuanto unos cuantos le salen al paso…

21 04 2008
Alejandro Pumarino

Lamento ocasionar entre vds. este tipo de reacción. Resulta evidente que mis ideas son diferentes a las suyas, que respeto profundamente, y no me parece que tal actitud sea fascista, de extrema derecha ni nada que se le parezca. Siento haber ocasionado entre vds. esa impresión. Es obvio que me asiste el derecho a pensar de forma distinta, a votar a quien me plazca, dentro del amplio espectro de posibilidades legales, y de defender las ideas del partido al que confío mi tovo; nada más, y nada menos, ciertamente. El Sr. Miguel Angel Rodríguez, profirió una serie de exabruptos como que en el seno del PSOE se encuentra la extrema izquierda; nada más lejos de la realidad y solo puede intepretarse como la opinión de un exaltado. De igual modo ha de claificarse quien critique los insultos zafios, con un único contenido sexual (puteros, pajilleros, derecho de pernada) dirigidos por el Sr. Anido a sus compañeros de profesión, aunque profesen ideas diametralmente opuestas a las suyas. La pluralidad entiendo que es enriquecedora y que debe de verse fomentada desde el respeto mutuo, y no desde la descalificación o el insulto.

21 04 2008
Aurë

Alejandro, dices que respetas profundamente a quienes pensamos distinto, pero en tu primer comentario dices textualmente que se trata de un ejercicio lamentable de hipocresía por parte de los pseudoprogresistas. No es eso lo que yo entiendo por respetar las ideas de los demás. Tampoco estoy de acuerdo en que el Sr. Anido haga bueno a Losantos. Todo lo contrario, define lo que es pues Losantos se retrata a sí mismo cada día micrófono en mano. El Sr. Anido no habla de libre ejercicio del derecho al voto, ni de profesar las ideas que uno tenga. Habla de periodismo, de atacar y hacer frente al ejercicio de esa profesión desde un punto de vista zafio, ruín y pervertido bajo el parapeto de una libertad de expresión que ellos mismos no entienden ni respetan. Losantos y compañía rebajan y arrastran por el fango una profesión que debiera ser otra cosa, más allá de a quién vote el que se encuentre tras una pluma o un micrófono. No solo utilizan su púlpito para descalificar constantemente a quienes votan a otros partidos, sino que destrozan a los que, dentro del mismo PP, luchan por otro estilo, otra forma de hacer política que no sea desde las vísceras de la Conferencia Episcopal, FAES o la AVT.

21 04 2008
Alejandro Pumarino

Sr. Aurë:
Son varias cosas, vayamos por partes, como decía Jack el destripador🙂
Ratifico que se trata de un ejercicio de hipocresía por parte de pseudoprogresistas, pues quien no vea un desacierto en los insultos directos y de contenido sexual en casi su mayoría del Sr. Anido, y simultáneamente critique a Losantos y Burgos, pues… qué quiere que le diga, me parece que cuando menos, debe de calificarse de fariseísmo.
Tiene vd. razón, el Sr. Anido no hace bueno a nadie; mucho menos a Losantos, tanto uno como otro cometer errores de forma notables en la forma de dirigirse a su público en ambos casos y en la de catequizar, si se me permite el término, para Federico. Yo, personalmente, no soporto escuchar los programas de este señor en la radio, estoy francamente en contra de su exaltación de la manera como predica sus ideas a guisa de los jefes de su emisora. Me definí en mi anterior post como votante del PP, y lo soy, pero considéreme un liberal de derechas y no un fanático de Losantos, pues tal es el calificativo que han de recibir sus oyentes. En definitiva, mal por uno -al menos en esta ocasión- y mal por el otro de forma habitual.
Finalmente, existen muchos periodistas de EL PAIS y EL MUNDO con muchísimo menos sesgo y de cuyo contraste de opiniones podemos formarnos una idea más cercana a la verdad, si es que la hay. Un blog que frecuento, visitado por mis amigos -casi todos entre PSOE e IU- recoge una etiqueta de corrupción, en la que solo figuran casos en los que se vieron implicados políticos del PP. Tiene razón, solamente se olvidó de poner otros casos de otros políticos de otros partidos. Otro tanto sucede con los periodistas: Ni la corrupción es patrimonio de formación política alguna -a los corruptos se les debe perseguir donde surjan- ni la zafiedad lo es de los periodistas, aunque alguno la ejerza de forma habitual y otros hayan demostrado, al menos en esta ocasión, no quedarles a la zaga.
Disculpe la extensión.
Enhorabuena por su blog.

26 04 2008
asturcantino

Coincido con Pumarino en que el insulto descalifica a quien lo profiere y creo que el trato que debe recibir Losantos es la indiferencia, puesto que lo que pretende con sus infamias e insultos es una notoriedad y presencia en la vida pública que de otro modo no tendría.
He leído numerosos comentarios en diversos diarios digitales en los que partidarios del Talibán de Sacristía, ante las reacciones de gentes contrarias a éste, proclamaban ufanos: “Ladran, luego cabalgamos”.
El mismo Losantos reconoció con orgullo que, cuando sus niveles de audiencia eran mediocres, emprendió una campaña de feroces insultos contra Gabilondo una mañana tras otra y que, cuando un día Gabilondo le contestó desde Hoy por hoy, supo (y así lo transmitió a sus colaboradores) que la respuesta de Gabilondo constituía un punto de inflexión en su curva de audiencias.
El artículo de Anido, cuya calidad literaria es más propia de un imberbe jugador de rol de 12 años, no consigue sino alimentar el odio de que se nutre Losantos y hace un flaco favor al grupo empresarial que le paga, pues lo sitúa en confrontación directa con quien necesita estas guerras de las que la Ser debería huir, no por cobardía, sino por tener la lucidez suficiente para mantenerse en la línea que lo ha mantenido líder de audiencias durante tantos años.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: