La solución a la crisis (by Andrés Morales)

25 09 2008

¡¡Paren las rotativas!!

¡¡La crisis tiene solución!! ¡Y la desaceleración pronunciada también!

¿Pero qué Stiglitz ni propuesta de Bush ni gaitas micro o macro? La respuesta es mucho más sencilla que todo eso.

¿Que no? Preguntad a Andrés Morales.

¿Que quién es Andrés Morales, decís? Igual le conocéis más por su nombre artístico: Andy. Sí hombre, el de Andy y Lucas.

Según uno de los blogs de El Mundo, tras una entrevista, y fuera de micros, una redactora se puso a departir relajadamente con ambos y claro, cómo no iba a salir el tema de la crisis y la falta de liquidez.

“Fue entonces cuando Andy (…) se puso muy serio y se dirigió a la entrevistadora: ‘Oye, tú que tienes estudios… (…) ¿Qué pasa, que no puede fabricar el país más dinero o cómo va esto?'”

Acabáaaaaaaaramos. ¿No tenemos una estupenda Fábrica Nacional de Moneda y Timbre? Pues coño, menos fabricar timbres pa las bicis y las casas y más producir monedas. ¡Billetes a cholón!

Si es que cuando el árbol no te deja ver el bosque…

Gracias mamipatatil por el enlace.

Anuncios




Un corto y una publi

19 07 2008

Comienzo un sábado en el despacho (y van…) poniéndoos dos vídeos.

El primero es un corto de animación que me ha encantado: “An Eye for Annai”. Es una preciosidad.

Visto en Señorita Puri (acuda a caja 7).

El segundo, un divertido anuncio de la marca Tulipán (no, la margarina no) que me pasó Glen.





¡Me lo pido!

2 07 2008

Me pido este brutal parasol para mi coche este verano.

Visto en Cucha Que Te Digo.





Superhostión 2008

17 06 2008

Impagable el galletón (visto en Klaatu Barada Nikto):

A eso le llamo yo flotar en la pasarela.





Lo nuevo de J.J. Abrams y de Alan Ball

16 06 2008

He leído en Espoiler que dos de las series que más expectación han creado han presentado esta semana sus pilotos. Nada más y nada menos que las nuevas series de J.J. Abrams (Lost) y Alan Ball (Six Feet Under), que por lo visto serán estrenadas dentro de unos mesecillos. Y las dos tienen una pintaza tremenda.

El nuevo proyecto de J.J. se llama FRINGE, y está protagonizada por Joshua Jackson, Charlotte Rampling, Kirk Acevedo y Anna Torv, entre otros. Según Casciari, “la trama comienza con un incidente aéreo (…). Esta vez, el problemón ocurre en Hamburgo con el vuelo 627 que tiene planeado ir a Boston, pero en medio pasa algo y todos sus pasajeros y tripulantes mueren a raíz de algo que ocurre en el interior del avión.

Pero tranquilos, que la serie no va de eso. La nueva trama de Abrams se parece (si queremos buscarle semejanzas) a X-Files, pero en plan elaborado, rebuscado y (por lo que parece) otra vez genial. Se trata de un grupo de personajes en busca de cosas raras que ocurren en este mundo.

El piloto dura ochenta minutos y apareció en Internet hace muy poquito. Todavía no hay subtítulos en castellano, pero estaré atento para ponerlos por aquí cuando aparezcan. Sin duda, uno de los acontecimientos de junio.”

¿Incidente aéreo? Este hombre tiene un trauma con los aviones de tres pares de narices… Ya se ha creado un blog en español sobre la serie, en el que entre otros materiales, está el trailer de la serie (está en inglés).

Vodpod videos no longer available.

No pinta nada, nada mal. Ah, ya se puede descargar el piloto, de dos horas de duración y que ha contado con un presupuesto de… ¡10 millones de dólares! Por cierto, como podéis ver en el tráiler sale El Haitiano.

La otra gran novedad es el nuevo proyecto de Alan Ball: TRUE BLOOD, protagonizada por Anna Paquin, Stephen Moyer y Michael Raymond-James. De ella Casciari dice que “la trama, así, a primera vista, está destinada a que yo no me siente nunca en la vida a verla. Hay un pueblo (en Lousiana) donde la gente convive con vampiros, gracias a una sangre artificial importada de Japón. La protagonista, Sookie Stackhouse, es una camarera capaz de leer la mente de todo el mundo, menos la de Bill Compton, que parece ser un vampiro que formar parte del pueblito. Todo mal. Pero es HBO, y es Alan Ball, el creador de Six Feet Under; no pueden fallar ni siquiera con esa sinopsis.

La serie comienza, de verdad, en septiembre, pero ya apareció un pre-air para ver el primer capítulo. No hay todavía subtítulos a la vista, pero no tardará mucho.”

Cuando le haya echado un vistazo a los pilotos os contaré qué tal.





La culpa es de Supertramp

16 06 2008

Hace tiempo que tengo ganas de subir alguna entrada para que nos explayemos (el que quiera, que se apunte) con ciertos temas de actualidad (situación económica, “huelga”, situación precongresual del PP…). La falta de tiempo me ha impedido escribir entradas en condiciones. Sin embargo, una viñeta y un artículo de opinión me van a servir para decir lo que no tengo tiempo para escribir aquí sobre la alarmante situación econoómica, y de paso abrir la veda a los comentarios.

El artículo del que os hablo se publicó ayer en El País. Es de Santos Juliá, se titula “Una crisis es una crisis, es una crisis”, y lo suscribo palabra por palabra. Copio el principio y os remito a él para leerlo íntegramente:

“En el tiempo que llevamos de legislatura no ha dejado el Gobierno de recibir bofetones, y hasta algún que otro testarazo, no de la oposición -ensimismada en su crisis de identidad-, sino de los hechos, de la realidad misma de la vida, que en ocasiones se rebela y se descontrola. Fue, primero, el caso de las sentencias sin ejecutar, que no eran cientos, ni miles, sino cientos de miles; seguimos por la pertinaz sequía que iba a dejar sin agua a todas las comarcas catalanas, incluida su capital; vinieron después los policías corruptos, capaces de aterrorizar a un municipio durante más de veinte años sin que sus sucesivos alcaldes se enterasen; perduró el escándalo de la prolongación sine die y en fase terminal del Consejo General del Poder Judicial y del Tribunal Constitucional; en fin, y por no hacer la lista interminable, en aquel país de jauja en que ataban los perros con longaniza aparecieron unos grandes boquetes por los que se ha esfumado el superávit del que hasta ayer mismo el Gobierno se pavoneaba: no había otra potencia en el mundo tan preparada como España para hacer frente a lo que pudiera venir.

Como evidentemente ni siquiera habíamos previsto la magnitud de la crisis de todo orden, no sólo económica, que habremos de atravesar, y como este Gobierno que tenemos sólo a regañadientes parece dispuesto a dejar de cantar su letra preferida, aquella que dice: tout va très bien, madame la Marquise, no vaya a ser que se extienda el pesimismo, los ministros han decidido nombrar cualquier cosa que turbe la visión del idílico horizonte con vocablos imaginativos por ver si de esta manera transforman su naturaleza. Y así, al descomunal colapso de la justicia se llamó retraso; a las obras previstas para un trasvase de agua se llamó conducción; a la mafia policial se llamó caso aislado. Y lo que es más grande, y colmo de imaginación: al círculo vicioso formado por el aumento del paro y el hundimiento de la construcción, la subida de la inflación y la bajada del consumo, la escalada del Euríbor y la escasez de dinero, se ha llamado desaceleración acelerada.

Por más que el presidente se empeñe en no llamar a las cosas por su nombre, todo el mundo está ya al cabo de la calle acerca de lo que pasa por ser su inveterado optimismo y no es más que un ardid de mercadotecnia política. Lo grave es que también el ministro de Economía y Hacienda se deje llevar de esta moda posmoderna que consiste en creer que los hechos no existen, que sólo existen las representaciones y que, según cual sea la representación, así será el hecho. (…)”

Leer el resto del artículo.

Gráficamente la situación podría sintetizarse tan acertadamente como han hecho Ricardo y Nacho en El Mundo, en la viñeta que he visto en el blog de Pumarino.

Lo dicho, la culpa por lo visto es de Supertramp, que ya dijo hace décadas aquello de “Crisis? What crisis?” Como comentaba uno, no existe una definición técnica de crisis económicamente hablando. La hay de estanflación, recesión, etc., etc. La crisis económica es una cuestión psicológica, un estado de ánimo, y en nuestro caso hace tiempo que ha calado en la ciudadanía.





I’m from Fucking (y me gusta despacito)

13 06 2008

He descubierto hoy otro interesantísimo blog llamado Bicúbico. Y en él, una entrada acerca de la existencia de un pueblo que, aunque parezca mentira, se llama Fucking, perteneciente al municipio austríaco de Tarsdorf.

Más allá de las coñas que puede generar ese hecho, entre las que se encuentra el juego que da el gentilicio de tal localidad (¿jodienses, jodieños, jodianos, o directamente jodidos?), me ha encantado la imagen de uno de los accesos a dicho pueblecillo.

Pase que el pueblo se llame así.

Pase lo de unir visualmente el “Fucking” con el dibujo de dos inocentes criaturas.

Pero lo que me parece brutal es lo que pone en ese cartel con los niños: “Bitte – nicht so schnell!”, que como bien dice Bicúbico significa algo así como “Por favor – ¡no tan deprisa!”. Vamos, que en ese pueblo joder lo que se dice joder debe gustar pero, eso sí, despacito y con calma. Abstenerse eyaculadores precoces y amantes del aquitepilloaquítemato, personae non gratae todas ellas… 😉