Canción de la semana (Robert Randolph)

29 04 2008


Pues ya que estamos musicales, os propongo una cancioncilla para esta semana: “Going in the Right Direction”, de Robert Randolph & The Family Band, extraida de su penúltimo álbum Unclassified (2003). A estos pedazo de banda y guitarrista los descubrí gracias a un antiguo compañero de trabajo (la persona de la que más he aprendido de música en toda mi vida), que un buen día vino a la oficina con el cedé de ese álbum pidiéndome encarecidamente que lo escuchase.

El Sr. Randolph, elegido en 2003 por Rolling Stone como uno de los 100 mejores guitarristas de la historia, es considerado el más grande especialista en la curiosa Pedal Steel Guitar, instrumento que comenzó a tocar en la Iglesia de la Casa de Dios, en cuyas ceremonias es típico el uso de este tipo de guitarras y que allá por los años 30 dio lugar al estilo conocido como Sacred Steel.

La canción que os propongo es la mejor muestra de esta tradición afroamericana de gospel, y en ella puede paladearse el talento del líder de la banda, que llamó la atención del mismísimo Slowhand:

Robert Randolph & The Family Band publicaron su último disco en 2006, titulado Colorblind, en el que interviene Eric Clapton en uno de sus temas. Más información en su web.

Anuncios




Canción de la semana (The White Stripes)

2 12 2007

 

Me he enamorado de una canción este finde. Hace unos meses me bajé el último disco de The White Stripes (“Icky Thump”), uno de mis grupos fetiche (aunque solo fuera por Seven Nation Army, deberían pasar a la historia). Escuché en la radio el tema de “Conquest” y me gustó tanto que no pude evitar dedicarle una entrada. Luego fui escuchando el disco un poco más, sobre todo las primeras canciones, y me encantaron las de Little Cream Soda y You Don’t Know What Love Is.

 

El caso es que este finde he tenido algo más de tiempo para escuchar tranquilamente el álbum completo, y he descubierto una canción que, irremediablemente, ha pasado a formar parte de mi selección de pequeñas obras maestras de la historia de la música: “A Martyr For My Love For You“.

Una triste balada (con el sello propio e inconfundible del dúo) sencillamente deliciosa, que comienza con lo que parece a todas luces el final de una canción y, al compás de unos preciosos acordes de guitarra, nos adelanta ya en dos líneas la razón por la que la historia de amor, en este caso, no debe salir bien. Y es que “She was sixteen and six feet tall / In a crowd of teenagers comin’ out of the zoo”…

Así, entre dulces divagaciones, nos llega el poderoso estribillo, en el que la razón se acabará imponiendo porque, pese a la dulzura de los besos que puedan ser, pese a que (o precisamente porque) “I’m beginning to like you”, (…) “I’m trying to save you / From all of the things that I’ll probably say or do (…)”. Así que, pese al dolor, pese a tu dolor, “The right thing for me to do / Is to leave you alone…”

Sin embargo, la conciencia de la bondad de esa decisión no es analgésica. El dolor se siente a flor de piel, y eso se nota en toda la canción. Por eso, el final de la misma, repitiendo una y otra vez el título del tema, es lo que para mí termina de elevar esta canción a los altares. Una auténtica joya.

“A Martyr For My Love For You”

Si queréis seguir la letra, dadle a leer el resto de la entrada.

P.S.: Asturcantino y Cheni, creo que este tema os va a gustar.

Lee el resto de esta entrada »





Canción de la semana (Asturcantino’s Choice)

22 10 2007

¡Por fin! Todo llega, majete. Ya le puedes dar las gracias a Mamipatatil porque, si no es por su inestimable ayuda para bajar los temas, aún estaría yo esperando a que me funcione la mulita.

Tras semanas de larga espera, os subo una de las canciones más bellas jamás cantadas, y más veces versionadas: Sweet Caroline, de Neil Diamond.

EDITO: Como no funciona el corte de audio, subo un youtube:

Efectivamente, existen infinidad de versiones de la canción. La mejor de todas, para algunos superior incluso al original (no para mí, que ésta me gusta más lentita), es la de Elvis. Mamipatatil me pasó también el audio, pero a este tío hay que verlo. El bailecito made in Memphis no tiene precio. Fijáos en lo cascado que estaba ya El Rey, y cómo hacía lo que le daba la real gana con la voz.

Más versiones. Una de U2, que la verdad sea dicha, se oye como el culo:

Bueno paisanu, ya ves que lo prometido es deuda, aunque sea pagada fuera de plazo y sin la más mínima intención de abonar interés de demora alguno, añado.

Os dejo la letra, para quien quiera marcarse unos gorgoritos:

“Sweeeeeeeeeeeeet Caroliiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiine”

Where it began, I can’t begin to know when
But then I know it’s growing strong
Oh, wasn’t the spring, whooo
And spring became the summer
Who’d believe you’d come along

Hands, touching hands, reaching out
Touching me, touching you
Sweet Caroline
Good times never seem so good
I’ve been inclined to believe it never would

 

And now I, I look at the night, whooo
And it don’t seem so lonely
We fill it up with only two, oh
And when I hurt
Hurting runs off my shoulder
How can I hurt when holding you

 

One, touching one, reaching out
Touching me, touching you
Oh, sweet Caroline
Good times never seem so good
Oh I’ve been inclined to believe it never would

Sweet Caroline, good times never seem so good (…)





Canción de la semana (The Strokes)

8 10 2007

A la espera de poder cumplir la promesa que le hice a Asturcantino para esta sección (estoy intentando conseguir alguna versión más de la canción), esta semanita, más que un tema, lo que os recomiendo un álbum entero: el inconmensurable Is This It (2001) de The Strokes. Sin duda, uno de los mejores grupos de punk-rock indie (con ese sonido ‘sucio’ como yo le llamo, tan característico) de lo que llevamos de década.

 

Su primer LP hizo que fueran considerados por alguna parte de la crítica como los “salvadores” del rock, sobre todo en el Reino Unido, donde se les aclamó por haber cambiado la óptica del rock en aquel país, dando entrada a un estilo luego seguido por The White Stripes (que ya protagonizaron esta sección), y Franz Ferdinand.

200px-is-this-it-cover.jpg

 

Con “Is This It” me pasa como con el Hot Fuss de The Killers. Como disco, me parece una obra maestra en su conjunto. No hay una sola canción que no me parezca enorme, y la obra en su totalidad es una joya. De hecho, muchos de los temas que contiene han sido tremendamente conocidos y utilizados en más de una campaña publicitaria. Al punto de que me atrevería a decir que, de las 11 canciones que incluye, las 9 primeras las habréis oído seguro más de una vez (‘Last Nite’, ‘Soma’, ‘Someday’ o ‘Hard to Explain’, sobre todo).

 

De todas ellas, sin embargo, me quedo especialmente con ‘Barely Legal’. Me parece un tema maravilloso, sobre todo por ese cambio de ritmo tan genial justo antes de que entre el estribillo. Espero que la disfrutéis.





Canción de la semana (Symphony X)

20 09 2007

Recupero tras el largo parón estival la sección semanal de canciones recomendadas. Y lo hago a sabiendas de que lo que os voy a poner no va a gustar a la mayoría de quienes me leéis de forma habitual. Ya sabéis que yo para la música soy pelín “renacentista” y, mientras sea buena, no haya participado el intérprete en O.T., no sea música “sabrosona”, y no la pongan en el 90% de los bares, discotecas y salas de nuestra geografía, me gusta desde la ópera hasta el new metal.

Y hablando de metal… Subo el par de temazos unidos con que se abre el álbum V-The New Mitology Suite de los Symphony X. Es un disco conceptual sobre la Atlántida, la mitología del Antiguo Egipto y la Astrología que, sin ser su mejor álbum , tiene cosas bestiales, como lo que os pongo a continuación.

Baste deciros que para muchos esta banda es considerada como el mejor ejemplo de fusión entre el power metal y el rock progresivo, que se les suele comparar mucho con Dream Theater, y que el álbum del que he seleccionado los temas incluye, como podéis leer en la Wiki, piezas de los Requiem de Verdi y Mozart, el Concierto para clavicordio BWV 1052 de Bach, y un concierto para orquesta de Bartók.

Los temas que subo son “Prelude” y “Evolution (The Grand Design)”. El comienzo es impresionante, son brutales los coros, las guitarras, el estribillo del segundo tema… ¡Y qué voz tiene Rusell Allen!

P.D.: Vania, espero que te guste, que sé que eres de mi cuerda a este lado del espectro musical. Por cierto, buenísimo el último de Tool que me recomendaste.





Canciones de la semana (Harper / Clapton)

17 07 2007

Otra semanita que tocan canciones por partida doble. No pensaba que fuera así, pero no sé por qué, al pensar en la primera que os voy a recomendar, inmediatamente me ha venido a la cabeza la segunda (y tienen poco que ver, ¿eh?). Cosas de la asociación de ideas…

Empezamos por el “Black Rain” del polifacético y multiestilístico Ben Harper (pedazo de músico), incluida en su último trabajo, un disco doble titulado Both Sides of the Gun“, que publicó junto con la banda The Innocent Criminals. Música negra de tropecientos quilates.

 

Y no sé por qué narices, escuchándola me han entrado ganas de poner la versión del gran Eric Clapton, del tema I Shot the Sheriff, del más grande aún Bob Marley, incluida en el álbum de aquel titulado 461 Ocean Boulevard. Que la disfrutéis.





Canciones de la semana (Yes / Frameshift)

6 07 2007

Esta semana la entrada es doble, en un pequeño homenaje a un estilo (y sobre todo, su amplitud y evolución), ya tratado en esta sección con Rush y su Overture-The Temples of Sirynx: el rock progresivo.

En primer lugar, me gustaría que escucháseis el tema “Roundabout” (álbum “Fragile”, 1972), del maravilloso y prolífico grupo inglés Yes, uno de los pioneros del rock progresivo, y del que existe tanto que decir que directamente os remito a la entrada vinculada en Wikipedia.

yeslogofullcircle1.jpg

La otra recomendación, que he de decir que me chifla, es el tema “I Killed You” (“Murder II – Impulse Killer”), de los Frameshift. Este grupo es en realidad un proyecto del compositor y multiinstrumentista alemán Henning Pauly. Ha publicado dos álbumes, siendo el primero de ellos “Unweaving the Rainbow”, para el que Pauly contó nada más y nada menos que con James LaBrie, vocalista de Dream Theater. Para su segundo trabajo, “An Absence of Empathy”, al que pertenece la canción recomendada, Pauly cambió de cantante y fue a contratar a otro de sus vocalistas favoritos de siempre, Sebastian Bach, líder de los míticos Skid Row.

Espero que los amantes del metal que lean esta entrada (como si hubiera muchos…), la disfruten. A mí me parece una canción acojonante.

frameshift2big1.jpg