Subidones musicales

24 10 2008

El exceso de curro, así como andar liado con algún proyectillo del que ya os hablaré, me está teniendo alejado de vosotros. Espero volver al ritmo habitual pronto.

Mientras tanto, os cuento que la otra tarde, tras haber dormido más bien poco la noche anterior para acabar una cosilla del trabajo, volvía en coche por la autovía y la modorra empezó a apoderarse de mí. Afortunadamente encadenaron dos temas en la radio que me pusieron las pilas y espabilaron cosa fina.

Una de las canciones es un típico ejemplo de temas que le encantaron a uno hace un huevo, y en los que no vuelves a pensar en mucho tiempo hasta que los escuchas de nuevo, volviéndote a la cabeza las sensaciones que te transmitían entonces. Se trata del I’d Do Anithing For Love (But I Won’t Do That) de Meat Loaf. No puedo evitar que el estribillo me ponga la carne de gallina. Tengo un recuerdo tremendamente vívido del vídeo (dirigido por Michael Bay, por cierto). ¿Os acordáis?

Y la otra fue I Was Born To Love You, de Queen. Se puede decir más alto que se quiere a alguien pero no más claro. Siempre me ha parecido una canción de amor maravillosamente horterica. Me encanta… 😉

Vamos, que el subidón radiofónico del otro día tuvo un componente romanticón importente. Lo que mola ir en coche cantando como un poseso…





La carne de gallina

15 12 2007

Así me quedé ayer cuando escuché en la radio esta versión del principio del Bohemian Rapsody interpretada a cappella por Lauren Hill y The Fugees. El comienzo es absolutamente impresionante. Lo mejor ha sido cuando se lo he puesto a M hace unos minutos, y los dos a la vez nos hemos remangado para enseñarnos al mismo tiempo que se nos había puesto la carne de gallina.

Como el youtube ha dejado de estar available, y gracias a la colaboración de Glen, subo el audio para que podamos seguir disfrutando de esta maravilla y siga siendo “vailable”… 😉

Y es que The Fugees son unos maestros haciendo covers. Dos buenas muestras:

Killing Me Softly, de Roberta Flack (Otra de mis versiones favoritas ever).

No Woman, No Cry, de Bob Marley.