“Concanetación” de ONGs

16 11 2008

Gracias a Glen os subo este descojonante vídeo de un Pleno del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife del día 4 de este mes, en el que por parte de la oposición se planteó al equipo de Gobierno la situación de inmuebles cedidos a ONGs. La respuesta de la Concejal de Patrimonio y la justificación a dicha respuesta es de lo más surrealista. Anda que no me he reído. ¡Es tremendo! XDDDDDDDD

Glen, gracias, gracias, gracias.

Anuncios




Repesca de septiembre

14 09 2008

Nací en Murcia. Crecí allí. Fui al colegio, al instituto y a la facultad en esa ciudad. Empecé a trabajar en ella. Hace ahora algo más de siete años vine a Alicante a trabajar sin saber si era algo temporal o no. No lo fue. Mi vida ahora se desarrolla en Alicante. Aquí vivo, trabajo y amo. La familia sigue en Murcia, así que en parte sigo amando allá, o al menos de aquí hasta allá.

Ese vínculo con mi ciudad natal existirá por siempre. De ahí son mis recuerdos, mi familia y mis amigos de la época universitaria, que son con los que sigo teniendo contacto. Con los del colegio e instituto apenas he mantenido una muy puntual relación, y son épocas de mi vida de las que siento mucho haber perdido los lazos más directos, los que no sólo radican en mi memoria.

Eso ha sido hasta este viernes. Anteayer quedé a comer con Antonio, uno de mis dos mejores amigos desde la guardería hasta el instituto. Estudiamos la carrera en ciudades distintas y trabajamos no solo en urbes diferentes, sino incluso en países diversos. Un delgado cordón umbilical nos ha mantenido en un contacto indirecto durante años, y el viernes por fin nos vimos. Actualizamos nuestras vidas y recordamos batallitas, como solo los amigos que lo han sido durante una vida entera pueden hacerlo. A nuestras mentes volvieron rostros, nombres, lugares y situaciones en los que hacía años que no pensábamos. Es maravillosa esa sensación de haber recobrado un trocito de mi vida, un pedazo que hacía demasiado tiempo que estaba en suspenso. Como en el colegio, en septiembre ha llegado la recuperación.

Antonio, sé que lees el blog de cuando en cuando. Este post va para ti especialmente. Gracias por haber hecho que un vacío se haya llenado.

Por cierto, Antonio va a vivir una temporada en Alicante, así que lo del viernes sólo ha sido el comienzo. Seguiremos recordando y, al tiempo, fabricando un presente contínuo que seguro merecerá ser también recordado. Eso será dentro de unos años. De momento toca disfrutar del ahora.





Un corto y una publi

19 07 2008

Comienzo un sábado en el despacho (y van…) poniéndoos dos vídeos.

El primero es un corto de animación que me ha encantado: “An Eye for Annai”. Es una preciosidad.

Visto en Señorita Puri (acuda a caja 7).

El segundo, un divertido anuncio de la marca Tulipán (no, la margarina no) que me pasó Glen.





La culpa es de Supertramp

16 06 2008

Hace tiempo que tengo ganas de subir alguna entrada para que nos explayemos (el que quiera, que se apunte) con ciertos temas de actualidad (situación económica, “huelga”, situación precongresual del PP…). La falta de tiempo me ha impedido escribir entradas en condiciones. Sin embargo, una viñeta y un artículo de opinión me van a servir para decir lo que no tengo tiempo para escribir aquí sobre la alarmante situación econoómica, y de paso abrir la veda a los comentarios.

El artículo del que os hablo se publicó ayer en El País. Es de Santos Juliá, se titula “Una crisis es una crisis, es una crisis”, y lo suscribo palabra por palabra. Copio el principio y os remito a él para leerlo íntegramente:

“En el tiempo que llevamos de legislatura no ha dejado el Gobierno de recibir bofetones, y hasta algún que otro testarazo, no de la oposición -ensimismada en su crisis de identidad-, sino de los hechos, de la realidad misma de la vida, que en ocasiones se rebela y se descontrola. Fue, primero, el caso de las sentencias sin ejecutar, que no eran cientos, ni miles, sino cientos de miles; seguimos por la pertinaz sequía que iba a dejar sin agua a todas las comarcas catalanas, incluida su capital; vinieron después los policías corruptos, capaces de aterrorizar a un municipio durante más de veinte años sin que sus sucesivos alcaldes se enterasen; perduró el escándalo de la prolongación sine die y en fase terminal del Consejo General del Poder Judicial y del Tribunal Constitucional; en fin, y por no hacer la lista interminable, en aquel país de jauja en que ataban los perros con longaniza aparecieron unos grandes boquetes por los que se ha esfumado el superávit del que hasta ayer mismo el Gobierno se pavoneaba: no había otra potencia en el mundo tan preparada como España para hacer frente a lo que pudiera venir.

Como evidentemente ni siquiera habíamos previsto la magnitud de la crisis de todo orden, no sólo económica, que habremos de atravesar, y como este Gobierno que tenemos sólo a regañadientes parece dispuesto a dejar de cantar su letra preferida, aquella que dice: tout va très bien, madame la Marquise, no vaya a ser que se extienda el pesimismo, los ministros han decidido nombrar cualquier cosa que turbe la visión del idílico horizonte con vocablos imaginativos por ver si de esta manera transforman su naturaleza. Y así, al descomunal colapso de la justicia se llamó retraso; a las obras previstas para un trasvase de agua se llamó conducción; a la mafia policial se llamó caso aislado. Y lo que es más grande, y colmo de imaginación: al círculo vicioso formado por el aumento del paro y el hundimiento de la construcción, la subida de la inflación y la bajada del consumo, la escalada del Euríbor y la escasez de dinero, se ha llamado desaceleración acelerada.

Por más que el presidente se empeñe en no llamar a las cosas por su nombre, todo el mundo está ya al cabo de la calle acerca de lo que pasa por ser su inveterado optimismo y no es más que un ardid de mercadotecnia política. Lo grave es que también el ministro de Economía y Hacienda se deje llevar de esta moda posmoderna que consiste en creer que los hechos no existen, que sólo existen las representaciones y que, según cual sea la representación, así será el hecho. (…)”

Leer el resto del artículo.

Gráficamente la situación podría sintetizarse tan acertadamente como han hecho Ricardo y Nacho en El Mundo, en la viñeta que he visto en el blog de Pumarino.

Lo dicho, la culpa por lo visto es de Supertramp, que ya dijo hace décadas aquello de “Crisis? What crisis?” Como comentaba uno, no existe una definición técnica de crisis económicamente hablando. La hay de estanflación, recesión, etc., etc. La crisis económica es una cuestión psicológica, un estado de ánimo, y en nuestro caso hace tiempo que ha calado en la ciudadanía.





Premiado y premiando

19 04 2008

(He tenido que publicar este post por segunda vez, ya que no se por qué leches se me ha borrado él solito. Si habíais dejado ya algún comentario, tendréis que volver a publicarlo. Lo siento).

Bueno, bueno, bueno… En menos de un mes he tenido el honor de recibir dos premios de manos de dos estupendos blogueros.

Primero Alexkev (hace tiempo que no te veo por aquí, tío), tuvo a bien concederme uno de los Premios Calidez que otorgó a cinco blogs a los que reconociera dicha cualidad, tras haberlo recibido él. Muchísimas gracias Alexkev.

Como estos premios tienen sus reglas, concedo el Premio Calidez a los siguientes cinco blogs:

De otro lado, Sensai a través de su blog Tarjeta de Memoria, ha sido tan amabilísima de concederme uno de sus siete Premios Brillante 2008. Reitero el agradecimiento que ya te he dejado en tu blog. Me han hecho mucha ilusión estos dos premios.

Y como este premio también tiene sus reglas, mis Premios Brillante Weblog 2008 son para:

Enhorabuena a los premiados. 😉





Plantando cara

18 04 2008

Impagable el editorial de ayer del Director de la Cadena SER, Daniel Anido, titulado La Baba en la Pluma, en relación con la noticia del despido por la COPE de una periodista por motivos sexuales y políticos. Os dejo la transcripción íntegra:

“Cuando fluye la baba y el periodismo se acojona la tiniebla va cubriendo el espacio vacío; un territorio abandonado que ocupan pajilleros, reprimidos, grasientos, puteros, siniestros, cobardes y acomplejados, con nombres y apellidos.

Son de ilustres burgos, ansones, losantos, pejotas, usias y alguna que otra schlichting, pero segregan ese líquido viscoso y corrompido por la comisura de sus parpados, acentuando el asco que desprende su mirada.

Tenemos que mirar sus caras, seguir con atención el recorrido; ver como avanza ese residuo pútrido que desciende por los pliegues hasta la boca, como carcome gota a gota su lengua relamida; como la inunda y luego la desborda, para proseguir su camino hasta la mano pegajosa que sostiene la pluma y derramar allí toda su miseria.

Cuando fluye toda esta baba compartida y el periodismo se acojona, estos mirones clandestinos, estos fetichistas de la mugre, se proclaman profetas con derecho de pernada, levantan púlpitos con barrocos tornavoces, apoyan sus falanges en el antepecho, despliegan su abyección más tenebrosa y corrompen el espacio compartido.

Cuando el periodismo se acojona delante de estos usurpadores del oficio, la cloaca extiende su dominio, se adueña de la plaza pública y construye allí su pasatiempo favorito: el juego delictivo del insulto, donde prevalece y se premia la discriminación por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social, como pueden ser la orientación sexual, la fe o falta de ella, la ideología, la gestación, la edad, el nombre o el apellido.

Cuando el periodismo se acojona delante de estos mediocres, que confunden la baba con el intelecto, nuestra profesión pierde el futuro; los ciudadanos, su libertad, y la democracia, el sentido.

El periodismo tiene que hacer frente a la contaminación que desprenden estos exhibicionistas de la baba en la pluma, a la perversión que esconden bajo el necesario paraguas de la libertad de expresión.

Son previsibles. Se plantan delante de sus víctimas y abren con rapidez sus gabardinas, dejando ver su desnudez intelectual. Pero, son cobardes. Si les plantamos cara, mirando fijamente sus despojos orgánicos, señalando con el dedo su minusvalía y mostrando nuestro desprecio con una sonora carcajada, que al tiempo alerte al resto de la ciudadanía, salen corriendo a esconder sus complejos y sus colgajos… en el fango.

(A ellas, que sufren estos días el maltrato de quienes quieren robarnos el oficio: disculpas.)”

Tanto Vania como Evaristo se han hecho eco del editorial en sus blogs. No encentro razón alguna para no hacerlo en el mío también, y suscribir punto por punto lo que sobre el mismo reflexiona y comenta el primero. Celebro que se haga frente a la perversión, tanto de la profesión periodística como de la libertad con la que tan a menudo se les llena la boca, a que se refiere el autor del editorial. Y lo hago extensivo a cualquier tipo de periodismo que ejerza esa distorsión malintencionada y babosa, pertenezca al rincón del espectro político al que pertenezca pues, lamentablemente, Goebbles cuenta con legatarios de su doctrina por todas partes. Y es que, esta vez, hablamos de puro estilo periodístico. Nada más.

Más de uno ha puesto el grito en el cielo por el tono del editorial. En eso estoy también de acuerdo contigo, Vania. Así es como se planta cara, afilando el dardo, la pluma y el ingenio.

Igualmente habrá quienes apliquen lo que es objeto de denuncia por Anido precisamente a los medios pertenecientes al grupo del que forma parte la SER. Y ahí es donde hay que decir que, les guste o no, quieran verlo o no, no es lo mismo.





Otro cuento de hadas

1 03 2008

Al hilo de la famosísima ya Niña de Mariano, gracias a Glen (que hasta ha subido y subtitulado el youtube), os dejo aquí un vídeo que viene al pelo (Astur, te va a encantar)…

Brutal, ¿eh? El sketch pertenece al programa Not the Nine O’Clock News, realizado por la BBC y emitido por la BBC2 entre 1979 y 1982 e interpretado por Rowan Atkinson, Pamela Stephenson, Mel Smith, Griff Rhys Jones y Chris Langman. Su título se debió fundamentalmente a que era la contrapropuesta humorística de la propia BBC con respecto a sus “Nine O’Clock News” que se emitían a la misma hora en el canal BBC1. Por si alguien no se ha dado cuenta ya del contexto sociopolítico-histórico del skecth, se sitúa por tanto en aquella época del Reino Unido en que cierta dama gobernaba Reino Unido con mano de hierro, y algunos sectores de la población las pasaban putas…